PARA EVITAR EL CORONAVIRUS, LÁVATE LAS MANOS Y NO TE TOQUES LA CARA.-

0
9

Como muchos otros microorganismos, el coronavirus de Wuhan (o SARS-CoV-2) se transmite a través de las gotas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada cuando esta tose o estornuda.
Estas secreciones contienen partículas virales que pueden alcanzar a personas cercanas o depositarse en objetos y superficies próximas.
Si alguien toca estas superficies y, luego, se lleva las manos a sus propios ojos, nariz o boca, el patógeno encuentra una vía para entrar en el organismo.
Por eso, los expertos consideran que hay tres medidas fundamentales para prevenir la infección: lavarse frecuentemente las manos, evitar tocarse la cara, y evitar el contacto estrecho o prolongado con personas con síntomas de la infección.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LAVARSE LAS MANOS?

«El lavado de manos es la medida más barata y eficaz para prevenir esta y otras infecciones», Un lavado de al menos 20 segundos con agua y jabón es capaz de eliminar los patógenos presentes en las manos y romper la posible cadena de transmisión del virus.
Si las manos no están sucias, también es útil utilizar una solución hidroalcohólica (con al menos un 60% de alcohol).
Del mismo modo, también es importante no toser ni estornudar sobre las manos (utilizar en su lugar el codo) y utilizar siempre pañuelos desechables de un solo uso.

¿POR QUÉ NO DEBO TOCARME LA CARA?

Los ojos, la nariz o la boca son la puerta de entrada del virus al organismo, ya que no puede cruzar la barrera de la piel. Evitar tocarnos la cara con las manos reduce las posibilidades de que este y otros microorganismos puedan infectarnos.

¿QUÉ SIGNIFICA EVITAR EL CONTACTO ESTRECHO?

Para que se produzca la infección, es necesario estar en contacto con secreciones respiratorias de una persona infectada. Según los datos, «parece poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de uno o dos metros».
«Una medida de protección es mantener la distancia con las personas que tengan síntomas de infección respiratoria».
En ese sentido, la OMS recomienda mantener una distancia de al menos un metro con cualquier persona con síntomas de la enfermedad.
El tiempo de exposición a la infección también es muy importante. A medida que aumenta el tiempo transcurrido junto a un afectado, se incrementan también las posibilidades de enfermar.
No se recomienda, asimismo, compartir cubiertos o toallas.
Por otro lado, también es fundamental, que las personas con síntomas compatibles con la infección y malestar permanezcan en casa para evitar la propagación de la enfermedad.

¿QUÉ HAGO SI ME HE INFECTADO Y DEBO PERMANECER AISLADO?

En pacientes con síntomas leves que no presenten complicaciones adicionales, puede indicarse el aislamiento en el domicilio para evitar la transmisión de la enfermedad. En estos casos, es necesario cumplir una serie de recomendaciones:
-Buena ventilación en el domicilio, en el que no deben permanecer personas con un sistema inmunitario debilitado, que presenten enfermedades crónicas, estén embarazadas o tengan una edad avanzada
-Evitar las visitas o recibir las mínimas posibles
Si es posible, permanecer en una estancia de uso individual. Si se necesita acceder a zonas comunes, utilizar mascarilla y hacerlo tras realizar una correcta higiene de manos
-Disponer en la habitación de una bolsa para colocar la ropa usada. Deberá lavarse a temperaturas de entre 60 y 90 grados. No se debe sacudir la ropa ni sacar la bolsa de la habitación en bolsas sin cerrar.
-Se recomienda el uso de un baño individual. Si no es posible, debe limpiarse con lejía y productos desechables.
-Los utensilios de alimentación (platos, vasos y cubiertos) se lavarán con agua caliente y jabón. «Si es posible, es preferible el uso de lavavajillas a alta temperatura para eliminar los microorganismos».

Comentários no Facebook